Evolución de las tragamonedas

6179-gwg-10-used-rbc-blog-evolution-of-slot-games

La tragamonedas, la máquina tragamonedas, el bandido de un arma, o la máquina de pokies ha estado a nuestro alrededor durante alrededor de 100 años. En su forma moderna, la tragamonedas online es algo deslumbrante, de alta resolución, que incluye impresionantes gráficos, bandas sonoras interactivas, grandes jackpots y emocionantes rondas de bonus. En su origen, sin embargo, la tragamonedas era más una simple consola de apuestas.

Los orígenes de las tragamonedas

La primera tragamonedas fue creada en 1891, la ocurrencia de dos hombres llamados Sittman y Pitt. Esta primera versión no podía ni compararse con los coloridos juegos de hoy en día, pero para entonces era una obra maestra de engranajes, palancas y tambores giratorios. El juego estaba basado estrictamente en el póker, y el jugador sabía que había un ganador de una mano de póker favorable que se mostraba.

Por aquel entonces, sin embargo, no había forma en la que el juego pudiera devolver dinero, y entonces los premios eran de la línea de una bebida gratis, cigarros gratis y cosas así, que te lo daba un camarero. Si la máquina estaba en una barbería, la cual era una localización común para una tragamonedas en aquel tiempo, el jugador podría haber obtenido un 20% de su corte.

La Revolución de la Campana de la Libertad

El problema con esta primera máquina fue que era increíblemente complicada, especialmente dado cómo las máquinas se creaban. Basar el juego en cartas significaba que había un amplio número de posibles combinaciones, y todo eso no hacía otra cosa sino derretir los cerebros de aquellos que intentaban crear una máquina simple que diera pagos automáticos.

Para 1895 Charles Fey había creado la ahora legendaria máquina conocida como la Campana de la Libertad, y este es el momento en el que la verdadera tragamonedas empezó a existir. La máquina creada por Sittman y Pitt había usado cinco tambores, cada uno capaz de mostrar un total de diez cartas de juego. Fey fue más allá de este sistema, y reemplazó las cartas con símbolos, específicamente: diamantes, herraduras, espadas, corazones y la Campana de la Libertad, que fue adoptada como el nombre de la máquina. Esto redujo el número de tambores de cinco a tres, e hizo el juego bastante más fácil de crear.

Símbolos de la ganancia

Los símbolos son una visión común en las tragamonedas modernas y los jugadores esperan ver diseños creativos e interesantes. De hecho, muchos juegos son conocidos en los tiempos modernos simplemente por lo creativos que son los diseños de los símbolos. En 1895 sin embargo, la idea llevó a una revolución de infarto.

La Campana de la Libertad podía pagar automáticamente, dejando las monedas caer en un cesto. Además, aquellos que no entendían el póker podían también participar ahora, abriendo la tragamonedas a una audiencia totalmente nueva. La máquina tomó el mundo rápidamente.

Ley y materias legales

Con el boom de las tragamonedas igualmente vino un movimiento de los fabricantes de bordear leyes de apuestas.

Que las apuestas fueran ilegales en muchos estados de EEUU  y en muchos países alrededor del mundo significaba que se debía tomar un nuevo enfoque. Se concibió una máquina que dio paso a la tragamonedas de fruta moderna que conocemos hoy en día.

Para evitar las leyes de apuestas, los desarrolladores de tragamonedas crearon una máquina que pagaba con chicles, con los sabores de cada chicle representado como una fruta en los tambores. Estos juegos han sido interrumpidos durante mucho tiempo, por una parte debido a las numerosas demandas, pero la tradición de usar frutas como símbolos ha seguido.

Revolución electrónica

No fue hasta 1976 que se creó la primera tragamonedas realmente electrónica. Llamada Money Honey, el juego usaba una pantalla de video, una serie de botones y tenía todas sus funciones controladas por circuitos electrónicos. Todavía tenía una palanca para tirar, pero en este momento la palanca era solo de adorno, debido al hecho de que los jugadores estaban acostumbrados a este concepto.

Había algo de especulación sobre si el juego tendría éxito, pero Money Honey tenía jugadores hacienda cola para experimentar su increíble tecnología, moneda en mano. Las tragamonedas electrónicas pronto fueron adoptadas como la norma, y los desarrolladores empezaron entonces a centrarse en formas de deslumbrar a los jugadores con mejores gráficos y un mejor sonido.

Tragamonedas modernas

Hay decenas de miles de tragamonedas modernas disponibles hoy en día online, accesibles todos los días a cualquier hora, y disponibles en cualquier estilo y tema. Con gráficos HD y música, la tragamonedas moderna se ha convertido en una forma de arte por sí misma. Pero ¿cómo de diferente es una tragamonedas moderna de una versión anterior?

La respuesta es interesante: no tan diferente. Se usan los mismos sistemas básicos, aunque los tragamonedas modernos tienden a tener cinco tambores, opuestos a los tres y tienen múltiples opciones de apuesta. La idea central, sin embargo, ha permanecido prácticamente sin cambios. Cada vez que un jugador inicia sesión en un casino online y hace una tirada, ¡seguramente quieran decir un silencioso gracias al Sr. Charles Fey y la Campana de la Libertad!