5 juegos que cambiaron la historia de los casinos para siempre

Desde su aparición, los juegos de casino están en constante evolución. Algunos de ellos nacieron antes incluso que los propios casinos y los cambiaron radicalmente, para transformarlos en los casinos actuales.

Ruleta

La ruleta es uno de los juegos de casino más antiguos y más conocidos y se remonta a los casinos parisinos de la última década del siglo XVIII. De hecho, existía una versión anterior, pero fue en París donde la ruleta se volvió popular. De allí saltó a Alemania y posteriormente el juego se extendió por toda Europa y América de la mano de los colonos europeos. En la primera mitad del siglo XX la ruleta se hizo popular en los casinos de Las Vegas y Monte Carlo, donde se incluía el doble cero en las ruedas. La ruleta es uno de los juegos de casino preferido por los jugadores

Poker

Otro de los clásicos de los casinos. Se sabe que ya se jugaba al poker allá por 1829 en Nueva Orleans, aunque únicamente con 20 cartas y los jugadores apostaban en cada mano. Cuando se introdujo la baraja francesa de 52 cartas, el juego se hizo más sofisticado y complejo, se establecieron reglas más claras y se fijaron valores para cada mano. Hay pocos juegos de casino que requieran tantas habilidades como el poker, por lo que ganar una partida puede ser complicado. Sorprende que, aunque se pueda jugar en casa con un grupo de amigos,  el poker sea tan extremadamente popular en los casinos.

Cuando hayas adquirido la práctica suficiente, te recomendamos que pruebes la sensación de jugar en una mesa de poker en algún casino. Es una de las cosas que hay que hacer al menos una vez en la vida.

Blackjack

El blackjack es otro de los juegos más conocidos, en parte porque es un juego que combina azar y estrategia. Muchos juegos de casino dependen exclusivamente del azar, así que los jugadores aprecian el hecho de aplicar sus habilidades para obtener el resultado deseado. Una de las primeras referencias al blackjack aparece en el famoso Don Quijote de la Mancha, de Miguel de Cervantes, donde se denomina al juego las veintiuna. Fue en América donde pasó a llamarse blackjack aunque las reglas eran similares a la versión anterior: el jugador conseguirá bono especial si alcanza las 21 con un as y una jota de pica o de trébol (de ahí el nombre blackjack).

Poker de video

Los 3 juegos anteriores tienen una larga historia y han recorrido el mundo de lado a lado. La vida del poker de video es mucho más corta, pero se ha extendido a lo largo y ancho del mundo con mucha rapidez. El poker de video solo llegó a los casinos en la década de 1970, cuando los computadores comenzaron a hacerse más populares. El poker de video es prácticamente igual al poker tradicional, pero no tiene ni croupier ni contrincantes. Solo juegas tú contra la máquina. Una de las razones por las que este juego se ha hecho tan conocido es que cualquier persona, sin ser experta, puede jugar y tener bastantes opciones de ganar. Intimida mucho menos sentarse frente a una máquina que sentarse en una mesa repleta de jugadores de poker con amplia experiencia leyendo la expresión de tu cara.

Tragamonedas de video

Las tragamonedas de video llegaron al mismo tiempo que el poker de video. En las antiguas máquinas, los tambores comenzaban a girar cuando un jugador tiraba de la palanca. Con el avance de la informática y los computadores, se hizo posible adaptar el juego a las pantallas, se mejoró el diseño de las tragamonedas y disminuyeron las probabilidades de amañar los resultados. A grandes rasgos, las tragamonedas de video son una evolución de las tragamonedas tradicionales, con efectos visuales que representan los giros de los tambores. Otro gran avance fue la inclusión de más de 3 tambores en las pantallas, con lo que aumentaron también las funciones de bono, líneas de pago y otras características adicionales. Las tragamonedas de video son sin duda alguna los juegos de casino más famosos y populares, y marcan el camino de los casinos online hacia el futuro.