a true blackjack
Fuente: Pixabay

Los juegos de casino son de azar, sin embargo, existen estrategias que pueden ayudar a aumentar tus probabilidades de ganar plata. Si te gusta el blackjack, prestá atención a las siguientes líneas porque te van a servir para ser un gran jugador. Y si ya te considerás un experto, no estaría nada mal que lo leas por si se te estaba escapando algún detalle. ¿Nunca jugaste? Es hora de darle una oportunidad.

Aprender las reglas de juego

Si todavía no jugaste al blackjack, primero necesitás saber todas las reglas. Para que vayas teniendo una idea, el objetivo del juego es llegar los a los 21 puntos, o lo más cerca posible de este puntaje pero no pasarse. Cada jugador juega mano a mano contra el crupier. Por lo tanto, hay que intentar estar más cerca de 21 que el croupier. Después de que se hayan repartido todas las cartas necesarias, la mano termina y el crupier levanta las apuestas de los jugadores que estén más lejos de 21 que él, y le paga a los jugadores que estén más cerca de 21 que él. En caso de empate entre el jugador y el crupier, el primero recupera su apuesta.

Ahora se viene lo más interesante: los trucos para ganar.

Estrategia básica

Existe una tabla de estrategia básica, conocida como “tabla de decisiones“. Esta ayuda a saber qué es recomendable hacer en cada mano para aumentar las probabilidades de ganar.  La misma se encuentra a continuación:

Tabla de decisiones

Abreviaturas:

S = Stand/Plantarse.

H = Hit/Pedir.

P = Split/Separar.

DD (o D) = Double Down/Doblar la apuesta.

H/P = Split/Separar, pero solo si se dobla la apuesta (Double Down). En caso contrario: Hit/Pedir.

H/R = R/Rendirse si esto está permitido. En caso contrario: Hit/Pedir.

Antes de analizar la tabla, tenés que aprender el valor de cada carta y la diferencia que existe entre los términos mano dura y mano blanda. Como se puede ver claramente, la carta descubierta del crupier está en el lado vertical y la mano del jugador en la parte superior de la tabla. Es decir, nos ayuda a decidir cómo debemos reaccionar en relación a la carta del crupier. Por ejemplo, si tenemos un As y un 2 en la mano, y el crupier tiene un 6, se recomienda doblar la apuesta y pedir una carta más.

Dividir ases y ochos

Cuando te reparten dos cartas con el mismo número, podés elegir dividir la jugada en dos manos. Tienen que repartirte dos cartas más (una para cada mano nueva). Al hacer esto, tenés que duplicar tu apuesta pero tenés dos oportunidades de ganarle al crupier. Las cartas más recomendadas para dividir son los pares de ases y los pares de ochos. El As es la carta más fuerte del blackjack porque vale 11 puntos, por lo que la mejor opción es dividir la jugada si recibís dos de estos y así tener dos opciones para conseguir 21 puntos. Con los ochos pasa algo parecido, ya que juntos suman 16, y no es un puntaje bueno. Por separado podés armar una jugada mejor.

Plantarse en 17 o más

Para ganar plata jugando al blackjack hay que ser prudente. Si ya tenés experiencia en el juego, sabrás que uno de los consejos más populares es plantarse en cualquier mano que sume 17 puntos o más, ya que es muy probable que al pedir otra carta te pases de 21.

Cuándo doblar la apuesta

Si un jugador considera que sus dos cartas iníciales son buenas, puede doblar su apuesta. Para eso, deberá duplicar su apuesta original. Aumentá la apuesta cuando notes que las probabilidades te favorecen. Te conviene que haya más cartas de valor alto en el mazo, para poder llegar a 21 más fácilmente. A medida que vaya avanzando la ronda, prestá atención a las cartas que salieron y así poder tomar la mejor decisión en cuanto a la continuidad.

No pedir seguro

Si la carta visible del crupier es un As, el casino te va a ofrecer la posibilidad de comprar un seguro por si el crupier termina haciendo blackjack (21 puntos). El seguro consiste en agregar la mitad de lo apostado inicialmente para cubrir la posible pérdida. Si el crupier hace blackjack, se queda con todas las apuestas de jugadores que no hayan hecho blackjack y paga los seguros a razón de 2 a 1, mientras que si el crupier no tiene blackjack, se queda con el monto de los seguros. Es decir, si el crupier efectivamente hace blackjack, vas a ganar esa apuesta secundaria, pero se va a quedar con tu apuesta original. No vale la pena el riesgo.

Empezar de forma gratuita

Jugá al blackjack online de forma gratuita hasta que agarres experiencia. Todos los casinos en línea ofrecen el juego en modo de práctica. Por más que te parezca aburrido, es recomendable que pruebes esta función un tiempo para no poner en riesgo tu plata. Una vez que te sientas seguro, empezá por mesas de poca plata y subí de categoría en la medida que lo consideres apropiado.

Fijar el presupuesto

Antes de empezar a jugar, decidí cuánta plata estás dispuesto a apostar como máximo. Fijá esa cifra y no te muevas de eso. Luego, elegí una mesa que se adapte a tu presupuesto inicial. Por ejemplo, si tenés pensado gastar $500 en total, no entrés en mesas donde la apuesta mínima sea de $100, ya que no vas a poder jugar las suficientes manos como para recuperar la plata invertida en caso de fallar. Es recomendable tener un compañero al lado que te vaya dando órdenes en caso de excesos.

La mejor forma de apostar

Lo más recomendable en el blackjack es apostar de forma constante o subir la apuesta mínimamente cada vez que ganes. Debés tener en cuenta que nunca va a llegar ese momento en el que te toca ganar ni en que el mazo esté “caliente” o “frío”, ya que el juego está basado en la probabilidad y el azar y cualquier patrón que detectes es efímero. Por tanto, lo mejor es empezar por hacer apuestas chicas e irlas subiendo si notás que las probabilidades te favorecen. Hacé apuestas progresivas cuando estés en una racha ganadora y disminuí tu apuesta cuando estés pasando por una mala racha.

Jugar de forma responsable

Despejá tu mente para jugar. Lo más recomendable es no jugar cuando estés demasiado cansado.

No prestes atención a las supersticiones. No creas que te va a tocar ganar después de haber estado jugando durante un rato. Esto solo va a hacer que pierdas más plata.

La gente paga plata por ver un partido de fútbol, ir al cine o salir de fiesta, por lo que si consideramos el juego como una actividad de recreación, vas a poder divertirte sin gastar más de lo debido ni obsesionarte con ganar plata en cada juego.

La posibilidad de ganar es un plus, pero si queremos disfrutar el juego hay que saber que la opción de perder forma parte del mismo. Nuestro consejo es, al igual que en el deporte, sonreír incluso cuando la suerte no esté de tu lado!

 

Ahora que ya sabés la teoría, es hora de ponerla en práctica. Te esperamos para que disfrutes de nuestros juegos de online casino en River Belle Casino. ¡Demostranos que sos un experto en blackjack! .