Jäämunat läheltä
Fuente: Flickr

Hace aproximadamente un mes se encontraron cientos de huevos congelados en la playa de la Isla Hailuoto. Ellos atrajeron la atención de los visitantes del lugar y los expertos dieron su opinión al respecto. Los juego de casino de nuestro casino online también son un fenómeno digno de estudiar, mientras, leé este artículo que te cuenta que pasó en Finlandia.

Un paseo sorprendente

Es probable que la mayoría de nosotros nunca presenciemos este tipo de sorpresas de la naturaleza, pero sí para los pobladores más cercanos al círculo polar. El 3 de noviembre, Risto Mattila y su esposa salieron a dar un paseo por la playa Marjaniemi en la isla Hailuoto, del Golfo de Botnia entre Finlandia y Suecia, aprovechando el hermoso día de sol. Noviembre en Finlandia es otoño y un día soleado con vientos que bajan la temperatura a -1°C es espléndido para dar una caminata. De repente, vieron acumulados, en una extensión de unos 30 metros, cientos y cientos de huevos de hielo. Como con cualquier fotógrafo, su cámara estaba a mano para eternizar el fenómeno de los huevos de hielo que iban del tamaño de huevos de gallinas hasta de pelota de fútbol. Varios locales más pudieron presenciar esta aparición e hicieron declaraciones como: «Este fue un fenómeno sorprendente, nunca antes lo había visto. Toda la playa estaba llena de estas bolas de hielo». Las fotos dieron vuelta al mundo y dejó que todos supiéramos de la existencia de ellos.

La opinión de los expertos

Según los expertos que se consultaron, se trató de un fenómeno climático muy particular.

Jouni Vainio, que también pertenece al Instituto Meteorológico Finlandés explicó: “La temperatura del aire debe estar por debajo de cero, aunque solo un poco. La temperatura del agua tiene que estar cerca del punto de congelación. Una playa de arena poco profunda y de suave pendiente, y unas olas tranquilas, tal vez una ligera marea”. El proceso sucede en un núcleo donde el hielo acumulado es amasado por las olas hacia adelante y atrás, generando una bola congelada que va ganando tamaño.

Upeita jäämunia rannalla
Fuente: Sputnik News

El experto en meteorología de la BBC, George Goodfellow, dijo que las condiciones debían ser frías y ventosas para que se formaran las bolas de hielo. “La imagen general es que se forman a partir de trozos de una capa de hielo más grande que luego son empujados por las olas, haciéndolos más redondos”, dijo. “Pueden crecer cuando el agua de mar se congela en sus superficies y esto también ayuda a suavizarlos. Por lo tanto, el resultado es una bola de hielo liso que luego puede depositarse en la playa, ya sea volando allí o quedando allí cuando la marea sale.”

Otros especialistas agregaron que la estación ideal para esta maravilla es el otoño.

Ya habían aparecido antes

Con las redes sociales hay aún mayor difusión de lo que pasa en el mundo, pero la realidad es que las pelotas o huevos de hielo ya habían aparecido antes. Por ejemplo, en las playas de Siberia. En noviembre de 2016, en el pueblo Nyda, en el distrito autónomo de Yamalia-Nenetsia (o Yamal) aparecieron las mismas pelotas de hielo. Aquella vez el tamaño llegó a ser del de una pelota de básquet. Y los huevos de hielo llegaron a prolongarse por 18 kms. En esa ocasión se produjeron producto de la nieve recibida por el río Obi después de las tormentas de nieve sufridas por la región. Esta nieve fue formando témpanos en el cauce de agua. Una vez rotas por la misma corriente, se desparramaron por la orilla y allí constituyéndose como se explicó más arriba. Aunque la cercanía al círculo polar favorece la aparición de estas esferas de hielo, no es exclusividad de esa zona. Anteriormente, en 2014 y luego en 2018 sucedió lo mismo en el Lago de Michigan, Estados Unidos.